Casas de oración

03
Jan

El pastor Jim Cymbala de la iglesia Brooklyn Tabernacle nos cuenta la historia de un desafío que él lanzó a su congregación al comienzo de su ministerio. Él le dijo a su pequeña congregación que si clamaban fielmente al Señor en oración, Él había prometido en Su palabra que respondería, que traería a los perdidos a Él y que derramaría de Su Espíritu sobre ellos. Pero si no clamaban al Señor, no recibirían nada.

Él siguió desafiando a su congregación cuando dijo: «No importa lo que predique ni qué creemos, el futuro dependerá de nuestro tiempo en oración. La oración será el motor que impulsa a la iglesia».

En Mateo 21, Jesús le dio su marca distintiva a Su iglesia al decir: «Escrito está: Mi casa será llamada casa de oración» (Mateo 21:13, NVI).

Bien puede la iglesia tener las enseñanzas correctas, ser dirigida por pastores carismáticos y tener adoración inspiradora, pero sin la oración se volverá anémica y sin poder. La salud de una iglesia, local o corporativamente, puede ser medida por su compromiso a la disciplina de la oración.

Únase a nosotros en oración para que la Iglesia de Dios de la Profecía, como movimiento, y nuestras iglesias locales sean conocidas como casa de oración, evidenciadas por el compromiso de orar con pasión y persistencia.

Directivas de oración

  • Dele gracias a Dios por Su dirección y por responder nuestras oraciones (Mateo 7:7, 8).
  • Confiese toda falta de devoción a la oración suya o de su iglesia. Pídale a Dios que ayude a la iglesia y a sus líderes a dedicarse o «perseverar» en la oración (Colosenses 4:2; Hechos 1:4, 2:42; 6:4).
  • Pídale a Dios que le enseñe a la iglesia a orar por las necesidades que surjan espontáneamente y a orar por todo (Efesios 6:8).
  • Pídale a Dios que le haga consciente de las necesidades en su iglesia y que le ayude a «orar continuamente» por todos los miembros (Efesios 6:8).
  • Pídale a Dios que le ayude a usted y a su iglesia a orar así como Jesús nos instó a hacerlo —constantemente pidiendo, buscando y hallando (Mateo 7:7, 8).
  • Pídale a Dios la capacidad y sabiduría para conocer las «grandes obras» que Él quiere que usted y su iglesia hagan por Él (Juan 14:12-14).
  • Pídale a Dios que le ayude a ver más allá de las necesidades personales, y a enfocarse en las necesidades del reino (Juan 14:12-14).
  • Ore para que su iglesia ore fiel y poderosamente por la ciudad, comunidad, nación y líderes (1 Timoteo 2:1, 2).
  • Ore por su pastor y líderes de ministerios (Romanos 15:30).
  • Pídale a Dios que haga de la oración por las almas perdidas el «anhelo del corazón» de su iglesia y que les dé oportunidades prácticas para evangelizar a la comunidad (Romanos 10:1; 1 Timoteo 2:1, 3, 4).

Descargue la Guía de Oración aquí. Háganos saber que está orando con nosotros usando #COGOPprays en las redes sociales y comparta sus peticiones y testimonios.